Usar puntuación: / 58
MaloBueno 
Noticias - Noticias sobre Genética general
Un ratón inmune a la comida basura desvela el gen de la obesidad humana
Con este avance se podrán diseñar nuevos fármacos contra la obesidad y la diabetes

Se trata del gen llamado IRX3, responsable del incremento de la masa corporal en ratones y humanos. Un equipo de científicos ha descubierto que los roedores que carecen de este gen no engordan, aunque se alimenten a base de comida basura. El estudio, que ha sido publicado en la revista Nature, explica que este avance va a permitir desarrollar terapias específicas para frenar la obesidad y tratar la diabetes.

Un ratón panzón y otro con un peso adecuado son los protagonistas de esta historia. Entre estar gordo o delgado, manteniendo una dieta a base de hamburguesas y pizzas industriales, sólo hay un gen: el IRX3. Gracias a una investigación de carácter internacional, formada por universidades de Estados Unidos, Canadá y España, se ha llegado a la conclusión de que este gen es el que parece ser el verdadero causante de la obesidad funcional. “Nuestros datos sugieren que el IRX3 controla la masa corporal y regula la composición del cuerpo”, declara el genetista Marcelo Nóbrega, de la Universidad de Chicago

Hasta el momento, los científicos creían que la obesidad se debía a una mutación del gen FTO. Esta nueva investigación revela que “ciertas mutaciones del FTO ligadas a la obesidad realmente no activan la expresión de este gen, sino la de otro situado a mil unidades de distancia, el IRX3”, explica Nóbrega. “Cualquier asociación entre FTO y la obesidad es fruto de la influencia de IRX3”, añade el científico. Con los datos de 153 muestras cerebrales de personas de ascendencia europea se han contrastado los resultados en roedores: “el FTO en sí solo juega un papel regulador. Los interruptores que controlan IRX3 están dentro del gen FTO”, dice Nóbrega.

El estudio también afirma que “los ratones con carencias en este gen son más delgados, con una reducción del 25% al 30% en el peso corporal, debido a la pérdida de grasa blanca y un aumento de la tasa metabólica”. “IRX3 es probablemente un regulador importante dentro de los programas genéticos de las células”, dice Nóbrega. “Estamos interesados en identificar dónde y cómo actúa con el objetivo de identificar dianas de IRX3 que se conviertan en nuevos fármacos contra la obesidad y la diabetes”, añade el científico.

En total, los investigadores han corroborado que “esta interacción ocurre en humanos, ratones y peces cebra”, lo que sugiere que este mecanismo se ha conservado en el genoma durante la evolución.


13.03.14 - 13:24 -
MERCEDES BARRUTIA |
http://www.ideal.es/granada/20140313/mas-actualidad/ciencia/raton-inmune-comida-basura-201403131324.html?fb_action_ids=10152365649565649&fb_action_types=og.recommends&fb_source=other_multiline&action_object_map=[267607720093741]&action_type_map=[%22og.recommends%22]&action_ref_map=[]